lunes, 21 de julio de 2014

Kövec (Ferenc Cakó, 2000)


Piedras
Hungría | 8 min | Sin Diálogos

Un artista muele piedras con violencia y usa la arena para crear dibujos animados. Su primera escena es el Jardín del Edén. Una vez que Eva se queda embarazada, todas las tribulaciones del mundo real se desatan sobre ella. Ella continua a través de secuencias oníricas pobladas de pájaros llorando, burócratas con cara de ladrillo y filósofos pensativos en apariencia petrificados. Irritadas, reprimidas y seducidas entre ellas mismas, las criaturas en la pantalla empiezan a tener una vida propia. Poco a poco, se va creando un oscuro clímax. ¿Será el artista capaz de manejar tanta intensidad emocional? (FilmAffinity)


"El artista húngaro Ferenc Cakó es un maestro en el arte de la transformación, un pintor bajo cámara, un creador en animación con un toque original y espectacular para hacer surgir de la arena, con sus manos: figuras, objetos e historias, composiciones en continuo cambio. 

Polifacético y versátil: pintor, escritor y director de animación, es ante todo un gran dibujante, y aunque ha trabajado con diferentes técnicas de animación desde hace mas de 30 años, es la arena la que parece ajustar mejor a su personalidad creadora.

Sus obras en este medio revelan un gran dominio de la forma y de la materia inerte, que cobra vida bajo sus manos, constituyendo un acto de creación en movimiento; en donde la huella, el gesto y su impronta de autor, van conformando plano a plano a los protagonistas de sus filmes. Hombres, mujeres, pájaros, rostros, ojos, bocas, dientes, entre otros elementos, encadenados en una continua metamorfosis, van surgiendo entre sus dedos en un juego contrapuesto de luz y sombra. Sus animaciones, sobrias de color, son siempre visualmente impecables.

Sin embargo, Ferenc Cakó no es solo un hacedor virtuoso, ya que sus imágenes están también cargadas de una reflexión profunda. Con temas recurrentes en torno al sentido de la vida, el paso del tiempo, la memoria, el recuerdo; lo que queda de cada individuo, el dentro y el fuera, la dualidad, el control y el poder del ser humano; trasmite al espectador una crítica social implícita, un mensaje lleno de emoción. 

Paradójicamente no es un artista meditativo, tal vez por ello la arena sea su elemento para expresarse en animación y la técnica del soplado, rápida y sorprendente le ofrece la improvisación que el necesita para mantener una frescura que brinda nuevas posibilidades a su trabajo. Con la animación en arena no se puede corregir ni hay elementos de guía. Todo debe estar en la cabeza del animador y cada movimiento que haga será irrepetible. Cada acción, cada gesto se registra en el filme como la pincelada sobre un lienzo. Sus piezas así realizadas son experiencias con la materia, la acción y lo fortuito, que el sabe aprovechar y hacer suyo.

Ferenc Cakó es un artista con múltiples facetas, entre ellas, exhibir su talento creador de sugerentes imágenes en performances en directo. Así como Pierre Hébert lo hace dibujando directamente sobre película acompañado de música, Miwa Matreyek con proyecciones de su sombra interactuando con animaciones o Kathy Rose proyectando imágenes sobre su propio cuerpo y actuando, el lo hace pintando con arena, sobre una mesa de luz, ante la atenta mirada del público, que ve surgir en tiempo real, maravillosas imágenes al ritmo de la música. Tal vez porque para Cakó lo más importante no sea el arte final, sino el proceso de creación. Una animación con sus propias manos, siempre viva, siempre diferente y que emocione: arte en estado puro." (Cinema Jove)






https://mega.co.nz/#!RRkWCSQQ!MQIqT5OSABdgXbHhtnIpkU-_zAZK-eqIW1_AyziG6dk

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...