domingo, 8 de septiembre de 2013

Los extraños presagios de León Prozak - Carlos Santa (2010)


Colombia | 65 min | Español

León Prozak le alquila a Mefistófeles su cabeza para proponer algunos números de Circo. Estas escenas, animaciones propuestas por diversos artistas plásticos, son el centro de la película, el placer de la pintura en movimiento. Las pinturas animadas tocan diversos temas que caracterizan a sus autores, como la política, en el caso de Zalamea o Adriana Espinoza quien hace retratos de desaparecidos. Rafael Dussan y Daniel Winograd se preguntan por el erotismo. Hay también arte abstracto con Edgar Álvarez, el raro humor expresionista con Loochkartt, o bien un tema místico como en los casos de Carlos Santa y David Manzur. Una variada paleta de autores que expresan su visión del mundo desde la pintura y el dibujo en el cine (Moebius Animación)




Ritalini, Prozak o lo efímero de lo humano

[...] La película transcurre a través de un diálogo fracturado entre dos personajes: el joven artista León Prozak, quien pone su cabeza al servicio del diablo, Mefisto Ritalini. Juntos recorren varios hechos plásticos mientras reflexionan sobre la concepción contemporánea del arte, su relación con los medios de comunicación, la dictadura del trabajo, el nuevo poder… El diablo moderno aparece como un burgués y su visión del arte se fundamenta en la presencia del mercado. No obedece al modelo del sabio intelectual de Fausto, que pedía el conocimiento a cambio de su alma; por el contrario, Mefisto Ritalini sólo ofrece dinero, fama y gloria, pues el conocimiento se puede comprar. Prozak aparece alejado del modelo del artista intelectual del siglo XIX, es un sujeto más moderno y, por tanto, como explica Santa, más veloz, es decir, más superficial. Mediante este diálogo fragmentado, casi monólogos que se cruzan, aparece el tema principal de la película: lo efímero de las cosas humanas.

Mefisto evalúa la belleza de la obra desde los parámetros de su valor como mercancía: «Hoy en día el monopolio de la belleza no lo tiene el arte; los medios de difusión masiva se volvieron los grandes intermediarios ante cualquier realidad, incluso la artística. Para el cine esta situación es especialmente mala porque se ha desarrollado la idea de que el cine también es industria. La industria necesita al cine pero no al contrario; el cine es arte, bello e inútil, y tiene un valor en sí mismo».

Mefisto y Prozak construyen una relación compleja que se desarrolla en distintos niveles y que se va transformando en cada número, en cada uno de los actos de corte circense que constituyen el centro de la película, basada en las artes plásticas —dibujo y pintura en movimiento—, donde cada artista desenvuelve sus temas y técnicas en el tiempo y que funcionan a manera de escenas.




Las técnicas pictóricas

Los extraños presagios de León Prozak es producto de una rigurosa amistad en equipo. David Manzur, Gustavo Zalamea, Ángel Loochkartt, Luis Pulido y Gabriel Silva fueron algunos de los artistas que formaron parte de este proyecto. En cada una de sus intervenciones se siguieron procesos técnicos que alteraron la estructura cinematográfica. De acuerdo con el estilo, la técnica y la manera de trabajar de cada uno, se transformaba la estructura general de la película: «Un pintor cercano al manierismo, como David Manzur, contaba con un tipo de ataque y desarrollo de la pintura bastante organizado, no sólo en cuanto a la ubicación del cuadro sino también en cuanto a su evolución; corresponde a una especie de lógica que hace que la narración sea fluida, que el movimiento sea muy armónico y que la posición de las cámaras sea predecible». En cambio, con un pintor expresionista como Ángel Loochkartt o como Daniel Winograd, el ataque al cuadro es más veloz, los empastes son más grandes, el área pintada es mayor y el cuadro puede cambiar de posición: «Es casi como si cada uno hiciera una danza en el tiempo, que se traduce en la manera como se desarrolla el cuadro».

Los diferentes artistas plantean corrientes diversas: «Por eso el diablo hace tanta locura, porque sin duda entre una obra de Ángel Loochkartt y una de David Manzur hay distancias conceptuales enormes». Sin embargo, según Santa, con el paso del tiempo las diferencias se notaron cada vez menos. «De esta brutal realidad nace una belleza fracturada». [...] (Por Liliana Merizalde)



DVDRip por Alanvive



https://mega.co.nz/#!rYp1nQSJ!H6uoUl7fMsftNxEI2ItIHXpnrdQP8JE48KEx69zPZJo
https://mega.co.nz/#!6cwnTByR!W6RUA1dAgpJ3rYhHXAQz438EJIEh2i7xPcgBWn5ix3w
https://mega.co.nz/#!SBYVCZJA!B55yCk0xV00vLYKlgpH6_hPdXQVnYPN9SvRa74mFfgs

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...