jueves, 22 de mayo de 2014

The ErlKing (Ben Zelkowicz, 2002)


El rey de los elfos
Canadá | 6 min | Intertítulos en Inglés c/Subtítulos Español

Este corto animado es una representación visual del poema de Goethe, “El rey de los elfos” que utiliza animación con arena sobre vidrio al ritmo de la música de Franz Schubert. Las imágenes en movimiento, que remiten a grabados, capturan la calidad atrapante y pesadillesca de la historia del Rey de los elfos que roba y mata a un pequeño niño. “Der Erlkönig” (comúnmente llamado “El rey de los elfos”, aunque literalmente significa “El rey de los alisios”) es un poema por Johann Wolfgang von Goethe. Originalmente fue compuesto por Goethe como parte de la balada operística de 1782 titulada “Die Fischerin”. El poema ha sido usado como texto para lieder por muchos compositores clásicos. De estos, el más famoso es indudablemente el de Franz Schubert, en su op. 1 (D. 328). Ha habido varias adaptaciones (al menos 22), otras como por Johann Friedrich Reichardt, Carl Friedrich Zelter, Robert Schumann, Hugo Wolf, Ludwig Spohr y Johann Carl Gottfried Löwe; Beethoven intentó musicalizar el poema pero desistió. (Wikipedia)

Un derroche de arte, locura, talento, belleza, literatura, exquisitez… Una maravilla moderna, digna de ponerse en el altar de la animación con arena, y por qué no animación en general. A la altura de los grandes exponentes del género como el matrimonio suizo Ansorge o el húngaro Cakó.
Film producido por el NFB of Canada.



Sobre el autor del film:

Zelkowicz estudió Inglés y biopsicología antes de volcarse a la animación. Se graduó de CalArts, donde presentó su obra The ErlKing como tesis. Ha trabajado con Will Vinton y en los estudios de los Hermanos Chiodo.


“DER ERLKÖNIG” – Franz Schubert

En 1782, Johann Wolfgang Goethe compuso su poema “Der Erlkönig” (traducido comúnmente como “El rey de los elfos”). En él nos narra la historia de un padre que cruza a caballo el bosque en una noche tormentosa llevando en los brazos a su hijo moribundo, mientras éste dice ver al rey de los elfos que pretende llevarle consigo. Cuando el padre llega a casa, el niño ha muerto.

La figura del rey de los elfos parece que procede de la tradición germánica y danesa. Se trata de un ser sobrenatural que cuentan que se aparece a aquellos que van a morir y si les toca les causa la muerte.

En 1815, Franz Schubert tomó el poema de Goethe y compuso el lied “Der Erlkönig”, aunque no sería estrenado en público hasta 1821. En esta pieza para voz y piano, Schubert logra reflejar con inusitada maestría cada uno de los personajes que aparecen en el poema, confiriendo a cada uno de ellos unas características musicales propias, lo que dificulta la interpretación del solista vocal que debe hacer gala de una expresividad y ductilidad muy importantes, ya que tiene que reflejar, al mismo tiempo, el miedo creciente del hijo, la sugestiva persuasión del rey de los elfos, y la inquieta contención del padre.

El narrador comienza y termina el lied con tono dramático; el padre requiere una voz más grave de tono tranquilizador; el rey de los elfos, mediante pianísimos y tonos suaves, debe mostrarse sugerente para intentar convencer al niño que vaya con él; y el hijo, según avanza el lied, aumenta la intensidad de su voz al tiempo que lo hace su miedo.

En cuanto al acompañamiento musical, el piano representa el galope del caballo con las veloces notas repetidas en la zona grave, mientras la lluvia y el viento son descritas con las notas ascendentes y descendentes dando sensación de continuo movimiento. En la última estrofa, cuando el padre acelera el galope, aumenta la velocidad de las notas del piano, que se detienen en seco al llegar a la casa y descubrir que el niño ha muerto. (El blog de Atticus)

Poema traducido: “El rey de los elfos”
¿Quién cabalga tan tarde a través del viento y la noche?
Es un padre con su hijo.
Tiene al pequeño en su brazo
Lo lleva seguro en su tibio regazo.
“Hijo mío ¿Por qué escondes tu rostro asustado?”
“¿No ves padre al Rey de los Elfos?
¿El Rey de los Elfos con corona y manto?”
“Hijo mío es el rastro de la neblina.”
“¡Dulce niño ven conmigo!
Jugaré maravillosos juegos contigo;
Muchas encantadoras flores están en la orilla,
Mi madre tiene muchas prendas doradas.”
“Padre mío, padre mio ¿no oyes
Lo que el Rey de los Elfos me promete?”
“Calma, mantén la calma hijo mío;
El viento mueve las hojas secas. “
“¿No vienes conmigo buen niño?
Mis hijas te atenderán bien;
Mis hijas hacen su danza nocturna,
Y ellas te arrullarán y bailarán para que duermas.”
“Padre mío, padre mío ¿no ves acaso ahí,
A las hijas del Rey de los Elfos en ese lugar oscuro?”
“Hijo mío, hijo mío, claro que lo veo:
Son los árboles de sauce grises.”
“Te amo; me encanta tu hermosa figura;
Y si no haces caso usaré la fuerza.”
“¡Padre mío, padre mío, ahora me toca!
¡El Rey de los Elfos me ha herido!”
El padre tiembla y cabalga mas aprisa,
Lleva al niño que gime en sus brazos,
Llega a la alquería con dificultad y urgencia;
En sus brazos el niño estaba muerto.




Subtitulado y traducido al Español por Qrosawa


https://mega.co.nz/#!bMoXhQDB!AjlcaTTE7xx8RNk6yaRaPBVTGgy7EZ-GqYZvIBm8HuI

Subtítulos en Español:
http://www.subdivx.com/X6XMjg2MjYzX-the-erlking-2002.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...